La MPGR desarrolla “Intercambio de Experiencias sobre el proceso de aprendizaje de proyecto regional en El Salvador”

La Mesa Permanente para la Gestión de Riesgos en El Salvador, MPGR, desarrolló los días 21 y 22 de abril el “Intercambio de experiencias sobre el proceso de aprendizaje de proyecto regional en El Salvador”.

El objetivo del encuentro consistió en intercambiar experiencias sobre el proceso de aprendizaje del proyecto regional “Respuesta a los efectos de la Sequía y las Inundaciones en América Central” que permita identificar elementos de réplica en las comunidades con las que trabajan las organizaciones de la MPGR.

La actividad se realizó de forma presencial, en el municipio de Conchagua, departamento de La Unión, tomando las medidas de bioseguridad para prevenir el COVID-19.  En la misma participaron liderazgos de las comunidades beneficiarias del proyecto, el cual es ejecutado en El Salvador por las organizaciones de la MPGR: Fundación REDES, Oikos Solidaridad y FUNSALPRODESE, en los departamentos de Usulután, San Miguel y La Unión respectivamente.

Según el Coordinador Nacional del proyecto, Moisés Batres el haber conocido con mayor detalle cada una de las acciones que han realizado las comunidades ha sido importante porque ha permitido esa interacción e intercambio entre ellas.

Batres agregó que el proyecto había sido formulado con el propósito de poder conocer en territorio cada una de las experiencias, pero la pandemia no lo permitió, y el haber realizado esta actividad cumple con ese objetivo que se había planteado de poder compartir lo que se hizo, cómo lo hicieron y con quién. Lo anterior debido a que se ha conocido más detalles de las acciones, por ejemplo, cómo se realizaron los procesos de capacitación, cómo fue la producción, pues, aunque fue similar tuvo particularidades en cada comunidad.

“Este proyecto nos ha dejado grandes enseñanzas, lo que nos motiva a seguir implementándolas en la comunidad y no quedarnos ahí sino seguir poniéndolas en práctica para tener buenos resultados y continuar creciendo como comunidad”.

Anabel Ventura, beneficiaria del proyecto.

“Lo que hemos aprendido en el intercambio entre comunidades es que tenemos diferentes climas, tipos de tierra, y es importante que nosotros que tenemos una buena tierra aprendamos de las que tienen una tierra pedregosa, barrial, pues hacen el esfuerzo de poder hacerla producir con técnicas que para uno son nuevas. Es también un gran aprendizaje el aprender a producir en tiempo seco donde por historia se ha dicho que solo se puede producir donde hay agua, donde hay ríos, lagunas cerca, pero el proyecto nos enseñó que podemos producir toda vez y tengamos algo para captar el agua, una forma cómo detenerla”.

Miguel Ángel Ulloa, beneficiario.                   

“Lo que queda es el reto de la MPGR y las organizaciones que la conformamos, para seguir acompañando este tipo de iniciativas, por ejemplo los grupos una vez que están establecidos con huertos, reservorios de agua, módulos de aves, especies menores, se deben continuar apoyándoles para dar el siguiente paso en el enfoque de colectividad; de esa manera garantizaremos la alimentación y también se generará el ingreso familiar, ya que si aseguramos alimentos, cosecha de agua, logramos ampliar el ciclo productivo de cultivos, y así estaremos acercándonos a lo que entendemos por resiliencia, es decir que ante futuros impactos a las familias probablemente estas podrán resistir, enfrentar y sobreponerse”.

Moisés Batres, Coordinador Nacional del Proyecto.

Participantes del “Intercambio de experiencias sobre el proceso de aprendizaje de proyecto regional en El Salvador”.

La MPGR desarrolla “Intercambio de Experiencias sobre el proceso de aprendizaje de proyecto regional en El Salvador”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.